OAXACAMEZCAL.TOP
maridaje de mezcal

Maridaje con mezcal

El mezcal, una joya destilada de México, es mucho más que una bebida espirituosa; es una experiencia sensorial que abarca un vasto espectro de sabores y aromas. Este elixir, elaborado a partir de distintas variedades de agave, se distingue por su inconfundible carácter ahumado y su complejidad profunda.

En este artículo, te invitamos a adentrarte en el fascinante mundo del maridaje con mezcal, donde descubrirás combinaciones exquisitas que realzarán tanto tus comidas como tu apreciación por esta tradicional bebida.

¿Qué es el maridaje con mezcal?

El maridaje con mezcal es la combinación armoniosa de esta bebida con alimentos, buscando crear una experiencia única y placentera en el paladar. La idea de maridar el mezcal: es unir dos elementos, en este caso, el mezcal y un platillo, para realzar y complementar los sabores de ambos.

El concepto de maridaje proviene del mundo del vino, donde es común acompañar comidas con diferentes vinos para mejorar la experiencia gastronómica. Sin embargo, debido a las características propias del mezcal, como su mayor graduación alcohólica y sabores intensos, el maridaje con mezcal no puede seguir exactamente los mismos principios que el maridaje con vino.

Maridajes con mezcal recomendados

Bombones de chocolate, o trufas

Los sabores dulces y ricos del chocolate se mezclan armoniosamente con las notas terrosas y ahumadas de ciertos mezcales. El bombón añade una textura suave que contrasta con la potencia del mezcal, creando una experiencia equilibrada en el paladar.

Naranja con Sal de Gusano

La naranja ofrece una frescura cítrica que complementa el sabor del mezcal. La sal de gusano añade un toque salado y picante que equilibra las notas fuertes y terrosas del mezcal, mejorando la experiencia sensorial sin abrumar el paladar.

Conoce más de como tomar sal de gusano con mezcal.

Queso con mermelada de frutas

Los quesos, especialmente los más suaves y cremosos, combinan bien con la intensidad del mezcal. La mermelada de frutas añade una dulzura que puede equilibrar las notas fuertes y alcohólicas del mezcal, creando una experiencia gustativa bien redondeada.

Chapulines

Los chapulines, que tienen un sabor ligeramente herbal debido a su dieta de pasto y arbustos, complementan bien los mezcales con notas herbales y terrosas. La textura crujiente de los chapulines también añade un contraste interesante al mezcal.

Frutas en Almíbar (como Piña o Durazno)

Las frutas en almíbar, especialmente las que son dulces y jugosas, combinan bien con mezcales frutales y frescos. La dulzura de la fruta ayuda a suavizar la intensidad del mezcal, haciendo que la bebida sea más accesible y agradable.

Pepino con Sal de Gusano

El pepino es un ingrediente neutro que no compite con los sabores del mezcal. En cambio, su frescura y textura crujiente pueden resaltar las notas terrosas y ahumadas del mezcal, mientras que la sal de gusano añade una dimensión extra de sabor.

Canapé de Piña en Almíbar con Crema

La combinación de la dulzura de la piña con la suavidad de la crema crea un bocado equilibrado que puede complementar un mezcal frutal. Esta mezcla de texturas y sabores resalta las notas frutales del mezcal, haciendo que ambos componentes brillen.

maridar mezcal

Consejos para maridar bien un mezcal

Tips para maridar mezcal de la mejor manera:

  1. Graduación Alcohólica: El mezcal tiene una graduación alcohólica que va desde los 35 hasta los 55 grados, mucho más alta que la del vino. Esto hace que no sea apropiado consumirlo en grandes cantidades durante una comida, como se hace con el vino.

  2. Tipo de Platillos: En lugar de acompañar comidas completas, es más adecuado usar el mezcal con aperitivos o digestivos. Botanas ligeras como naranjas, chapulines, o frutas en almíbar son opciones ideales que permiten disfrutar del mezcal sin saturar el paladar.

  3. Balance de Sabores: El mezcal puede tener notas terrosas, frutales o herbales que deben ser complementadas por los alimentos. Por ejemplo, un mezcal terroso puede maridar bien con chocolate o canela, mientras que uno frutal podría combinarse con frutas en almíbar.

  4. Presentación: La mejor forma de disfrutar el mezcal es en pequeños sorbos, acompañados de bocados que no sean demasiado pesados o condimentados, para evitar una sobrecarga de sabores.

Artículos relacionados